8 DE DICIEMBRE DIA DE PRECEPTO

Precepto. Este 8 de diciembre es precepto, es decir, que la Iglesia nos manda asistir a Misa. Por eso este fin de semana debemos asistir a dos Misas: la propia del día 8, de la Inmaculada Concepción de María, y la propia del domingo. A veces nos cuesta cumplir con ir a Misa. No pocas veces es Satanás quien nos sugiere que faltemos, porque el demonio sabe muy bien las innumerables gracias que recibe quien asiste a Misa con buena disposición. Y es que muchas veces los mismos católicos no sabemos lo que sucede en la Misa. No sabemos qué es la Misa. La Misa es la renovación del misterio del Calvario, de la Pasión de Jesús. Por eso de ahora en adelante, cuando asistamos a Misa, sepamos que el tiempo es como que retrocederá al Viernes Santo en que Jesús murió en la Cruz por los hombres. Efectivamente Jesús, que es Dios, quiso dejarnos un memorial de su Sufrimiento, para que los hombres de todos los tiempos, que no tuvimos la suerte de vivir mientras el Señor vivía sobre la tierra, podamos ahora y en todo tiempo ir a consolarlo mientras muere en la Cruz. Así que cuando vayamos a Misa, recordemos que vamos al mismo Sacrificio del Calvario, que se hace actual en la celebración, y recibiremos las mismas gracias que hubiéramos recibido si hubiésemos estado en tiempos de Jesús, asistiendo a su Pasión. Pero no le encontraremos el sentido si en nosotros no hay amor. Porque Dios instituyó la Misa por amor, y nosotros tenemos que ir a ella por amor. No veamos la obligación, sino la llamada amorosa, como cuando un ser querido nos llama a compartir su dolor. Y así Jesús, en cada Misa, nos llama a compartir su padecer, para que nosotros, unidos a Él, también seamos corredentores con Cristo.

Escribir comentario

Comentarios: 0