LOS GOZOS DE MARIA SANTISIMA

LOS GOZOS DE MARIA

EN LA TIERRA

1. Gózate, Oh Virgen María, porque siendo saludada por el Arcángel San Gabriel, concebiste el Verbo Eterno para virtud del Espíritu Santo. Ave María.

 

2. Gózate, Oh Virgen María, porque al fin de los nueve meses nació el deseado de las gentes, quedando virgen purísima, y le viste adorado de los ángeles y pastores. Ave María.

 

3. Gózate, Oh Virgen María, porque viste a tu santísimo Hijo adorado de los tres Reyes Magos, primicias de la gentilidad, por verdadero Dios, Rey y Salvador del mundo. Ave María.

 

4. Gózate, Oh Virgen María , porque después de haber padecido gran tristeza y soledad por la muerte de tu santísimo Hijo, le viste resucitado, vestido de resplandor y coronado de gloria. Ave María.

 

5. Gózate, Oh Virgen María, porque viste a tu santísimo Hijo subir glorioso a los cielos por su propia virtud para sentarse a la derecha de su Padre. Ave María.

 

6. Gózate, Oh Virgen María, porque bajó sobre ti y sobre el Colegio Apostólico el Espíritu Santo el día de Pentecostés. Ave María.

 

7. Gózale, Oh Virgen María, porque subiste a la gloria para ser coronada de toda la Santísima Trinidad por Reina de Cielos y Tierra. Ave María.

 

LOS GOZOS DE MARIA EN EL CIELO

1. Gózate, Oh Hija de Dios Padre, porque eres exaltada sobre todos los ángeles y santos por tu incomparable pureza y santidad. Ave María.

 

2. Gózate, Oh Madre de Dios Hijo, porque así como el sol alumbra y hermosea con sus rayos la tierra, tú alumbras y hermoseas con tus resplandores el cielo. Ave María.

 

3. Gózate, Oh Esposa del Espíritu Santo, porque todos los Ángeles y Bienaventurados te aman, te honran, y te obedecen como a su Reina y Madre de su Creador. Ave María.

 

4. Gózate, Oh Templo de la Santísima Trinidad, porque Tu Hijo te concede cuanto le pides y quiere que todas las gracias se otorguen a los hombres por tus Santas Manos. Ave María.

 

8. Gózate, Oh Reina de los Cielos y de la tierra, porque tú sola has merecido sentarte a la derecha de tu Hijo, que está sentado a la diestra de su Padre. Ave María.

 

6. Gózate , Oh Madre de Misericordia, porque a los que te alaban, sirven y reverencian, premia Dios en esta vida con gracia, y en la Vida  Eterna con gloria. Ave María.

 

7. Gózate, Oh Virgen de las vírgenes, porque tus gozos y alegrías no se han de acabar ni disminuir jamás, y han de durar toda la eternidad. Ave María.

 

 

Santo Tomás Cantuarense hacia cada día memoria de los siete primeros gozos, se le apareció la Virgen y le dijo, que hiciese también memoria de los gozos que tiene en el cielo  y que al que unos y otros reza con devoción, asistiría y consolaría en la muerte para que alcanzase la eterna salvación.

 

Se refiere que habiéndose ejercitado una persona devota todos los días en rezar dichos gozos, llegando a la hora de la muerte, é invocando a la Madre de Dios, esta compasiva Señora se la apareció y le dijo: Hijo mío, no te aflijas, y está seguro que gozarás en el cielo de los gozos , que con tanta devoción has celebrado en la tierra.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0