MARÍA DESATANUDOS

Todos tenemos algunos nudos en nuestra vida que nos impiden avanzar, nudos de rencor, nudos de rabia, nudos de remordimientos, nudos de adicciones, nudos de angustia. Pero María nos puede ayudar a desatarlos, a hacerlos desaparecer para poder vivir con plenitud y alegría. Entrega los nudos de tu corazón confiadamente. Liliana Vieyra Tanguy

ORACIÓN A LA VIRGEN MARIA, DESATA NUDOS

Santa María desatadora de nudos
Santa María, llena de la presencia de Dios, 
durante los días de tu vida aceptaste con
toda humildad la voluntad del Padre,
y el Maligno nunca fue capaz de enredarte con 
sus confusiones. 
Ya junto a tu Hijo 
intercediste por nuestras dificultades y,
con toda sencillez y paciencia,
nos diste ejemplo de cómo desenredar
la madeja de nuestras vidas.
Y al quedarte para siempre como
Madre Nuestra, pones en orden y haces mas
claros los lazos que nos unen al Señor.

Santa María, Madre de Dios y Madre Nuestra,
Tú que con corazón materno desatas los
nudos que entorpecen nuestra vida, 
te pedimos que nos recibas en tus manos
y que nos libres de las ataduras y confusiones
con que nos hostiga el que es nuestro enemigo.
Por tu gracia, por tu intercesión, con tu ejemplo,
líbranos de todo mal, Señora Nuestra
y desata los nudos, que impiden nos unamos a Dios,
para que libres de toda confusión y error,
los hallemos en todas las cosas,
tengamos en El puestos nuestros 
corazones y podamos servirle
siempre en nuestros hermanos. Amén

Escribir comentario

Comentarios: 0