AYUDAME, MADRE

 MARIA, NUESTRA AYUDA


Vigilante estás Tú Dulce María, 
silenciosa siempre a nuestro lado, 
cuidando nuestro camino 
y sacando las piedras 
que hay a nuestro paso. 
Nunca salgas de nuestra vida 
Virgen mía, 
perdidos estaremos si no tenemos tu guía, 
a veces nos desviamos de la ruta que 
nos trazas, 
o desmayamos ante cualquier tropiezo, 
pero siempre nos sacas adelante, 
con la ayuda de Nuestro Padre. 
Amén.

Escribir comentario

Comentarios: 0