MARÍA MADRE CELESTIAL

CREADORA Y ADMINISTRADORA:                                                NELIDA LILIANA VIEYRA

Hermanos:

 

Deseo que este sea nuestro lugar de encuentro, de recogimiento y de oración, que nos podamos acercar cada día más a la Virgen nuestra madre y que divulguemos su amor a otros hermanos.

Que las bendiciones de Dios Todopoderoso,de Jesús su único Hijo Nuestro Señor y María Virgen Santísima se derramen sobre todos los visitantes de esta página.Amen.

 

 

 

ORACIÓN DEL PADRE PÍO PARA DESPUÉS DE COMULGAR

Quédate, Señor, conmigo, pues soy débil y necesito tu fuerza para no caer muchas veces.

Quédate, Señor, conmigo, porque eres mi luz y sin ti estoy en tinieblas.

Quédate, Señor, conmigo, porque eres mi vida y sin ti pierdo el fervor.

Quédate, Señor, conmigo, para darme a conocer tu voluntad.

Quédate, Señor, conmigo, para que oiga tu voz y te siga.

Quédate, Señor, conmigo, pues deseo amarte mucho y estar siempre en tu compañía.

Quédate, Señor, conmigo, si quieres que siempre te sea fiel.

Quédate, Señor, conmigo, porque por más pobre que sea mi alma, desea ser para ti un lugar de consuelo y un nido de amor.

Quédate, Jesús, conmigo, pues es tarde y el día se acaba… La vida pasa; la muerte, el juicio y la eternidad se acercan y es necesario recuperar mis fuerzas para no demorarme en el camino, y para ello te necesito. Ya es tarde y la muerte se acerca. Temo la oscuridad, las tentaciones, la aridez, la cruz, los sufrimientos… ¡y te necesito mucho, Jesús mío, en esta noche de exilio!

Quédate, Jesús, conmigo, porque en esta noche de la vida, de peligros, necesito de ti.

Haz que, como tus discípulos, te reconozca en la fracción del pan; que la comunión eucarística sea la luz que disipe las tinieblas, la fuerza que me sustenta y la única alegría de mi corazón.

Quédate, Señor, conmigo, porque en la hora de la muerte quiero estar unido a ti; si no por la Comunión, al menos por la gracia y por el amor.

Quédate, Jesús, conmigo; no pido consuelos divinos porque no los merezco, sino el don de tu presencia, ¡ah, sí, te lo pido!

Quédate, Señor, conmigo; solamente a ti te busco; tu amor, tu gracia, tu voluntad, tu corazón, tu espíritu, porque te amo y no pido otra recompensa sino amarte más, con un amor firme y práctico.

Haz que pueda amarte de todo corazón en la tierra para seguirte amando perfectamente por toda la eternidad, querido Jesús


LA IMPORTANCIA DEL ALTAR FAMILIAR

Así como nosotros tenemos en nuestro corazón espacio para el amor de Dios, así también en nuestro hogar debemos tener un lugar físico para dedicarlo a la oración, la lectura y la meditación cristiana.

Una mesa con un lindo mantel, las imágenes de los santos favoritos, una cruz, una biblia y velas blancas, flores, hacen de ese lugar especial un lugar propicio para nuestro encuentro con Dios. Quien no tiene lugar basta con tener una repisa pequeña en la pared.

Este espacio de veneración debe ser un lugar de respeto, de reencuentro familiar o individual. Quien tiene la perseverancia de arrodillarse al levantarse para encomendar su día al Creador y a la noche para agradecer por todo lo que recibió en su jornada obtiene incontables beneficios para la salvación del alma.

No debemos avergonzarnos de demostrar nuestras creencias, nuestra fe y amor al Padre. 

Crea en tu hogar un pedacito de cielo, un refugio para encontrar consuelo, un oasis para calmar la sed y déjate reposar en brazos de Jesús, Maria quien junto con los santos y ángeles le darán plenitud a tu vida, amen.

 

Adoración al Padre Eterno.

Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Oración

Os adoro, oh Padre eterno, con toda la corte celestial, por mi Dios y Señor, y os doy infinitas gracias en nombre de la santísima Virgen, vuestra Hija muy amada, por todos los dones y privilegios con que la adornasteis, especialmente por aquel poder con que la enaltecisteis en su gloriosa Asunción á los cielos.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.



Oración

Os adoro, oh eterno Hijo, con toda la corte celestial por mi Dios, Señor y Redentor, y os rindo gracias infinitas en nombre de la santísima Virgen, vuestra muy amada Madre, por todos los dones y privilegios con que la adornasteis, especialmente por aquella suma sabiduría con que la ilustrasteis en su gloriosa Asunción al cielo.



Adoración al Espíritu Santo

Padre nuestro, Avemaría y Gloria

Oración

Os adoro, Espíritu Santo paráclito, por mi Dios y Señor, y os doy infinitas gracias con toda la corte celestial en nombre de la santísima Virgen, vuestra amántísima Esposa por todos los dones y privilegios con que la adornasteis, especialmente por aquella perfectísima y divina caridad con que inflamasteis su santísimo y purísimo corazón en el acto de su gloriosísima Asunción al cielo; y humildemente os suplico en nombre de vuestra inmaculada Esposa, me otorguéis la gracia de perdonarme todos los gravísimos pecados que he cometido desde el primer instante en que pude pecar; hasta el presente, de los cuales me duelo infinitamente, con propósito de morir antes que volver mas a ofender a vuestra divina Majestad; y por los altísimos méritos y eficacísima proteccion de vuestra amantísima Esposa os suplico me concedais á mí y a N. el preciosísimo don de vuestra gracia y divino amor, otorgándome aquellas luces y particulares auxilios con los cuales vuestra eterna Providencia ha predeterminado salvarme, y conducirme a sí.

Oración a la Santísima Virgen

Os reconozco y os venero, oh Virgen santísima, Reina de los cielos, Señora y Patrona del universo, como a Hija del eterno Padre, Madre de su dilectísimo Hijo, y Esposa amantísima del Espíritu Santo; y postrado a los pies de vuestra gran Majestad con la mayor humildad os suplico por aquella divina caridad; de que fuisteis sumamente llena en vuestra Asunción al cielo, que me hagáis la singular gracia y misericordia de ponerme bajo vuestra segurísima y fidelísima protección, y de recibirme en el número de aquellos felicísimos y afortunados siervos que lleváis esculpidos en vuestro virginal pecho. Dignaos, oh Madre y Señora mía clementísima, aceptar mi miserable corazón, mi memoria, mi voluntad, y demás potencias y sentidos míos interiores y exteriores; aceptad mis ojos, mis oídos, mi boca, mis manos y mis pies, regidlos conforme al beneplácito de vuestro Hijo, a fin de que con todos sus movimientos tenga intención de tributaros gloria infinita. Y por aquella sabiduría con que os iluminó vuestro amantísimo Hijo, os ruego y suplico me alcancéis luz y claridad para conocerme bien a mí mismo, mi nada, y particularmente mis pecados, para odiarlos y detestarlos siempre, y alcanzadme además luz para conocer las asechanzas del enemigo infernal y sus combates ocultos y manifiestos. Especialmente, piadosísima Madre mía, os suplico la gracia… (mencionar).

 

Adoración al Padre Eterno.

Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Oración

Os adoro, oh Padre eterno, con toda la corte celestial, por mi Dios y Señor, y os doy infinitas gracias en nombre de la santísima Virgen, vuestra Hija muy amada, por todos los dones y privilegios con que la adornasteis, especialmente por aquel poder con que la enaltecisteis en su gloriosa Asunción á los cielos.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.



Oración

Os adoro, oh eterno Hijo, con toda la corte celestial por mi Dios, Señor y Redentor, y os rindo gracias infinitas en nombre de la santísima Virgen, vuestra muy amada Madre, por todos los dones y privilegios con que la adornasteis, especialmente por aquella suma sabiduría con que la ilustrasteis en su gloriosa Asunción al cielo.



Adoración al Espíritu Santo

Padre nuestro, Avemaría y Gloria

Oración

Os adoro, Espíritu Santo paráclito, por mi Dios y Señor, y os doy infinitas gracias con toda la corte celestial en nombre de la santísima Virgen, vuestra amántísima Esposa por todos los dones y privilegios con que la adornasteis, especialmente por aquella perfectísima y divina caridad con que inflamasteis su santísimo y purísimo corazón en el acto de su gloriosísima Asunción al cielo; y humildemente os suplico en nombre de vuestra inmaculada Esposa, me otorguéis la gracia de perdonarme todos los gravísimos pecados que he cometido desde el primer instante en que pude pecar; hasta el presente, de los cuales me duelo infinitamente, con propósito de morir antes que volver mas a ofender a vuestra divina Majestad; y por los altísimos méritos y eficacísima proteccion de vuestra amantísima Esposa os suplico me concedais á mí y a N. el preciosísimo don de vuestra gracia y divino amor, otorgándome aquellas luces y particulares auxilios con los cuales vuestra eterna Providencia ha predeterminado salvarme, y conducirme a sí.

Oración a la Santísima Virgen

Os reconozco y os venero, oh Virgen santísima, Reina de los cielos, Señora y Patrona del universo, como a Hija del eterno Padre, Madre de su dilectísimo Hijo, y Esposa amantísima del Espíritu Santo; y postrado a los pies de vuestra gran Majestad con la mayor humildad os suplico por aquella divina caridad; de que fuisteis sumamente llena en vuestra Asunción al cielo, que me hagáis la singular gracia y misericordia de ponerme bajo vuestra segurísima y fidelísima protección, y de recibirme en el número de aquellos felicísimos y afortunados siervos que lleváis esculpidos en vuestro virginal pecho. Dignaos, oh Madre y Señora mía clementísima, aceptar mi miserable corazón, mi memoria, mi voluntad, y demás potencias y sentidos míos interiores y exteriores; aceptad mis ojos, mis oídos, mi boca, mis manos y mis pies, regidlos conforme al beneplácito de vuestro Hijo, a fin de que con todos sus movimientos tenga intención de tributaros gloria infinita. Y por aquella sabiduría con que os iluminó vuestro amantísimo Hijo, os ruego y suplico me alcancéis luz y claridad para conocerme bien a mí mismo, mi nada, y particularmente mis pecados, para odiarlos y detestarlos siempre, y alcanzadme además luz para conocer las asechanzas del enemigo infernal y sus combates ocultos y manifiestos. Especialmente, piadosísima Madre mía, os suplico la gracia… (mencionar).

ORACIÓN DEL BUEN PASTOR

Mi Señor, mi Buen Pastor, Hijo del Padre, fuente de luz,

tormenta de fe, que vienes a sacudir nuestra dormida esperanza,

que nos envías a Tu Madre para enamorar nuestros fríos corazones,

que luchas con amor para conquistar los espíritus inquietos por las angustias del mundo.

Óyenos Señor, escucha a tus hermanos aquí, juntos queremos seguirte,

donde Tú quieras que nuestros pasos se dirijan.

El Buen Pastor (ft img)Nuestros corazones quieren pertenecerte, por siempre.

Nuestras almas sedientas de Tu luz solo quieren verte sonreír junto a Tu Madre.

Envíanos a Tus Angeles y Tus Santos, consuélanos con su presencia celestial.

Danos el consuelo infinito de saber que Tu Misericordia ve con ojos agradables

nuestro arrepentimiento por tanto error cometido.

No permitas que bajemos nuestras defensas contra el maligno y sus tentaciones.

Haznos fuertes, Señor, haznos fuertes en la entrega a Vos, nuestro Dios.

Haznos pequeños y dóciles para que dejemos actuar a Tu Santo Espíritu en nosotros,

para que Tú te hagas cargo de nuestra vida.

Haznos confiados corderos de Tu rebaño, Señor, danos el abrazo de Tu Voluntad, Señor.

Que seas Tu quien nos guíe, que sea tu Madre quien nos proteja.

No te alejes de nosotros, Señor, perdona nuestros errores y pecados, y nuestra falta de fe.

Amén.

¿Por qué hemos sido creados?

Los filósofos se han preguntado, sin poder muchas veces, responder a sus propias interrogaciones, de dónde ellos venían, por qué habían sido creados y a dónde iban. La Santísima Virgen, en quien la luz de la fe iluminaba el alma pura e inmaculada, sabía que Ella venía de Dios, creador del cielo y de la tierra; que el Señor la había colocado aquí, abajo, dándole una misión especial y que le reserva una recompensa eterna. Nosotros podemos decir, con noble orgullo, que, como María, venimos de Dios; que, en su sabiduría infinita, Él ha dado a nuestra vida un fin determinado, y que nos prepara una felicidad sin fin, si somos fieles a sus órdenes. Hay hombres, sin embargo, que pasan sobre esta tierra sin ocuparse jamás de sus destinos eternos y pierden su alma, porque viven como si no hubieran de morir

María, nuestro Modelo

– La mejor manera de honrar a la Santísima Virgen, es esforzarse en reproducir sus admirables virtudes, porque Ella es no solamente nuestra Madre, sino también nuestro Modelo. María se ha elevado a la santidad sublime que la caracteriza, no por género de vida excepcional, sino cumpliendo perfectamente y con espíritu de fe, cada uno de sus actos. Sui existencia ha sido, exteriormente, simple y ordinaria: la observación de la ley divina: la práctica de las virtudes de su estado, constituye toda su perfección. El camino que ha seguido, es el que nosotros debemos seguir. Elevemos los ojos hacia Ella, meditemos su conducta y apliquémonos a reproducir por nuestros sentimientos, acciones, palabras, lo que admiramos en Ella; esforcémonos en dar cada día un paso en esta imitación de nuestra Madre; éste es el modo más seguro de serle agradable. “El alma de María es el espejo fiel donde se reflejan, con toda su hermosura, las más sublimes virtudes”, dice San Ambrosio; que Ella sea nuestro Modelo y la luz de todos nuestros pasos.

Mensaje sobre el Santo Rosario

Promesa de la Santísima Virgen María a los que rezan el Santo Rosario

**Los que fielmente rezan el Santo Rosario, tendrán en la vida y en la muerte, la Luz de Dios y la plenitud de Su gracia. En la hora de la muerte, participarán de los méritos de los Santos del Paraíso.** 

Comentario:

¡Qué importante es tener la Luz de Dios para guiarnos en este mundo y alcanzar felizmente la Vida eterna! Pues bien, los que rezan fielmente y constantemente el Santo Rosario, recibirán en plenitud la Luz de Dios y caminarán seguros en medio de las tempestades del presente mundo. También tendrán una ayuda especial de todos los Santos, es decir, de la Iglesia Triunfante que ya está en el Paraíso y que tiene un grandísimo poder para ayudarnos a nosotros, viandantes por esta vida terrena. Además, en la hora de la muerte los Santos nos cubrirán con sus méritos y así compareceremos seguros ante el Dios tres veces Santo. Entonces ¡qué empeño y constancia debemos tener en rezar el Rosario todos los días, de ser posible los veinte misterios! No hay cosa más laudable, después de la Santa Misa, que rezar el Rosario. Aprovechemos el tiempo, dejando de mirar televisión y usando ese tiempo para rezar más rosarios. Es por nuestro propio bien temporal y eterno, y por el bien de muchos hermanos nuestros, de nuestra Patria y del mundo entero.

SOLICITA EL MATERIAL PARA LA CONSAGRACIÓN POR MENSAJE O MAIL A lilianavieyra56@gmail.com

¿Qué significa Consagrarse a María?

Consagrarse a María, significa ponernos en Sus manos, a Su servicio y disposición. Y Ella nos guiará hacia Jesús.

¿Por qué consagrarnos?

En ocasiones podremos estar confundidos y creer que lo más perfecto es ir directamente a Jesús; pero nos olvidamos que Jesús dijo ha dado siempre la derecha a Su Madre y ha dado muestras de hacer su voluntad, como el las Bodas de Caná y faltaba vino.

Así que haciendo las cosas por medio de María, haremos su voluntad para llegar a Jesús.

Al recibir nuestro pobre presente (buenas obras, oraciones, misas, comuniones) Ella lo purifica, lo santifica, lo eleva y lo embellece a tal punto que los hace dignos del Buen Dios.

Los que llevan a cabo la Consagración al Inmaculado Corazón de María, con una verdadera y sincera preparación, reciben al Espíritu Santo en sus corazones y sus vidas se encaminarán hacia una santidad y perfección radical, bajo la protección especial de la Santísima Virgen.

 

¿Cuáles son sus beneficios?

En algunos mensajes Nuestra Madre nos dice que cuando le pertenecemos por entero, Ella:

Obra prodigios de amor en nuestras vidas.

Jamás se separa de nuestro lado.

Nos defiende de las asechanzas e insidias de satanás.

Nos ata a Ella con su cadena de Amor.

Nos liga a Su Seno materno, pues nos ama, al ser la razón por la cual Su Hijo Jesús murió en la Cruz.

Embellece nuestro corazón con Sus Gracias.

Nos comunica sus virtudes.

Perfuma nuestro ser de Santidad.

Intercederá ante Su Hijo Jesús por nosotros, pues fuimos humildes en atender su llamado.

Nos acompaña a la hora de nuestro pasaje al Padre

 

Al Consagrarnos a Su Inmaculado Corazón:

Somos esclavos amorosos de Jesús y María.

Deseamos siempre obrar de acuerdo a la Voluntad Divina.

Emprendemos el camino hacia la perfección.

Recibimos una fuerza sobrenatural que nos mueve a batallar contra el adversario, seguros de la victoria.

¿A qué nos comprometemos?

A vivir los compromisos bautismales, a ser COHERENTES con la fe que profesamos.

¿Cómo hacer la Consagración?

Al término de los 33 días, nos dirigiremos al Sacramento de la Reconciliación y comulgaremos con la intención de entregarnos a Jesucristo en calidad de SIERVO DE AMOR, por medio de María y después de la Comunión se recitará la fórmula de Consagración (escribir o imprimir) y se firmará.

Es recomendable hacer algún tipo de ofrenda o tributo; según la devoción y la capacidad de cada uno: ayuno, mortificación, limosna.

Es muy recomendable también renovar la Consagración cada año; aunque es real y válida aunque se haga una sola vez



Quienes deseen recibir la Novena a la Divina Misericordia por favor solicitarla a lilianavieyra56@gmail.com gracias



ORACIÓN A SAN GENARO.

Este santo es un mártir de Nápoles y el santo patrono de esa ciudad, ha realizado numerosos milagros y los días 19 de setiembre su sangre se licua y se vuelve líquida. 

Es muy milagroso y en estos momentos le estoy pidiendo un favor muy especial por eso estoy compartiendo esta devoción con ustedes.

Glorioso San Genaro, valiente atleta de la fe de Cristo, que diste tu vida para defenderla y recibiste la corona del martirio. Sálvanos de los peligros que pueden matar no solo el cuerpo sino también el alma.

Con tu milagro de la licuación de tu sangre eres signo seguro y elocuente de que estás entre nosotros y conoces nuestras necesidades.

Ruega por nosotros que recurrimos a ti seguros de ser atendidos y líbranos de todo mal. Sálvanos de la invasión de incredulidad y haz que aquella fe por la cual sacrificaste tu vida, produzca siempre en medio de nosotros frutos de obras santas.

Milagroso San Genaro haz un milagro en mi alma necesitada de luz y verdad.

San Genaro Ruega por nosotros!

Amén


19 de marzo día de San José

NOVENA A SAN JOSÉ

San José, fiel padre proveedor del Divino Niño, esposo virginal de la madre de Dios, protector poderoso de la Santa Iglesia, venimos a ti para encomendarnos a tu protección especial.

Nada buscaste en este mundo sino la gloria de Dios y el bien del prójimo. Totalmente entregado al salvador, tu felicidad consistía en orar, en trabajar, en sacrificarte, en sufrir, en morir por El.

Fuiste un desconocido en este mundo pero íntimo de Jesús. Su mirada reposaba confiadamente en tu vida simple y oculta en El.

San José, has ayudado ya a tantos hombres, recurrimos a tí con entera confianza. Tú ves a la luz de Dios nuestras necesidades, tu conoces nuestras preocupaciones, nuestras dificultades, nuestras penas. Solicitamos a tu paternal amabilidad este asunto particular… (pedir por tu intención).

La ponemos entre tus manos que protegieron al Niño Jesús, pero antes que nada pide para nosotros las gracias de no separarnos nunca de Jesús por el pecado mortal, de conocerlo y de amarlo cada vez más, así como a su Santa Madre, de vivir siempre en presencia de Dios, de hacer todo en función de su gloria y el bien de las demás almas y de lograr algún día ver a Dios para alabarlo eternamente contigo.

Así sea.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria

19 de marzo día de San José.

Afirma Santo Tomás de Aquino que "hay tres cosas que Dios no podría haber hecho más sublimes de lo que son: la Humanidad de Nuestro Señor Jesucristo, la gloria de los elegidos y la incomparable Madre de Dios, de quien se dice que Dios no pudo hacer ninguna madre superior. Podéis acrecentar una cuarta cosa, en loor de San José. Dios no pudo hacer un padre más sublime que el Padre adoptivo del Hombre-Dios".

A lo que agrega el melifluo San Bernardo: "Ya que todo lo que pertenece a la esposa pertenece también al esposo, podemos pensar que José puede distribuir como le parezca los ricos tesoros de gracia que Dios confió a María, su casta Esposa".

"Además, en el transcurso de los años pasados en Nazaret, Jesús colmó el corazón de San José con ternura de amor tal como jamás ningún padre creado la sintió ni sentirá, 'no sólo - como dice el Padre Huguet- para que José lo pudiese amar como Hijo, sino para que pudiese amar a todos los hombres como a sus hijos, pues, del mismo modo que todos somos hijos de María, así lo somos también de San José. (...) Y después de la devoción a la Santísima Virgen, nada hay más agradable a Dios ni más provechoso para nuestra almas que la devoción al santo Patriarca San José'

Hoy celebramos la Fiesta de San Patricio

 

San Patricio, Patrono de Irlanda, exorcista y protector de todos los que oran por su intercesión. Un hombre especial, al que recordamos por su famosa oración exorcista, que nos proteje de los ataques del demonio y nos une a Dios en el revestirse de Su Espiritu en todo lo que nos rodea.

 

Te invitamos a rezar la Coraza de San Patricio, que te preparará para la batalla espiritual.

La Coraza de San Patricio

(Versión corta)

Cristo conmigo,

Cristo ante mí,

Cristo tras de mí,

Cristo en mí,

Cristo bajo mí,

Cristo sobre mí,

Cristo a mi derecha,

Cristo a mi izquierda,

Cristo cuando me acuesto,

Cristo cuando me siento,

Cristo cuando me levanto,

Cristo en el corazón de todo hombre

que piensa en mí,

Cristo en la boca de todo hombre

que hable de mí,

Cristo en todo ojo que me ve,

Cristo en todo oído que me escucha.

 

(Versión larga)

Me levanto hoy

Por medio de poderosa fuerza,

la invocación de la Trinidad,

Por medio de creer en sus Tres Personas,

Por medio de confesar la Unidad,

Del Creador de la Creación.

Me levanto hoy

Por medio de la fuerza del nacimiento de Cristo y su bautismo,

Por medio de la fuerza de Su crucifixión y su sepulcro,

Por medio de la fuerza de Su resurrección y asunción,

Por medio de la fuerza de Su descenso para juzgar el mal.

Me levanto hoy

Por medio de la fuerza del amor de Querubines,

En obediencia de Ángeles, En servicio de Arcángeles,

En la esperanza que la resurrección encuentra recompensa,

En oraciones de Patriarcas,En palabras de Profetas,

En prédicas de Apóstoles, En inocencia de Santas Vírgenes,

En obras de hombres de bien.

Rayos del solMe levanto hoy

Por medio del poder del cielo:

Luz del sol,

Esplendor del fuego,

Rapidez del rayo,

Ligereza del viento,

Profundidad de los mares,

Estabilidad de la tierra,

Firmeza de la roca.

Me levanto hoy

Por medio de la fuerza de Dios que me conduce:

Poder de Dios que me sostiene,

Sabiduría de Dios que me guía,

Mirada de Dios que me vigila,

Oído de Dios que me escucha,

Palabra de Dios que habla por mí,

Mano de Dios que me guarda,

Sendero de Dios tendido frente a mí,

Escudo de Dios que me protege,

Legiones de Dios para salvarme

De trampas del demonio,

De tentaciones de vicios,

De cualquiera que me desee mal,

Lejanos y cercanos,

Solos o en multitud.

Yo invoco éste día todos estos poderes entre mí y el malvado,

Contra despiadados poderes que se opongan a mi cuerpo y alma,

Contra conjuros de falsos profetas,

Contra las negras leyes de los paganos,

Contra las falsas leyes de los herejes,

Contra obras y fetiches de idolatría,

Contra encantamientos de brujas, forjas y hechiceros,

Contra cualquier conocimiento corruptor de cuerpo y alma.

Cristo escúdame hoy

Contra filtros y venenos, Contra quemaduras,

Contra sofocación, Contra heridas,

De tal forma que pueda recibir recompensa en abundancia.

Cristo conmigo,

Cristo frente a mí,

Cristo tras de mí,

Cristo en mí, Cristo a mi diestra,

Cristo a mi siniestra,

Cristo al descansar,

Cristo al levantar,

Cristo en el corazón de cada hombre que piense en mí,

Cristo en la boca de todos los que hablen de mí,

Cristo en cada ojo que me mira,

Cristo en cada oído que me escucha.

Me levanto hoy

Por medio de poderosa fuerza, la invocación de la Trinidad,

Por medio de creer en sus Tres Personas,

Por medio de confesar la Unidad,

Del Creador de la Creación.

(traducción del un antiguo texto irlandés)

Jesús dice que pidamos y se nos dará, que busquemos y encontraremos, que toquemos y se nos abrirá (cf Mt 7, 7-12); pero… no nos dice cuándo sucederá que se nos dé, que encontremos o que se nos abra; por lo tanto, debemos tener la paciencia para aceptar la voluntad de Dios en lo que Él decida al respecto y la persistencia de continuar en nuestras peticiones y búsquedas con la certeza y esperanza de ser escuchados.

Tenacidad, constancia, perseverancia, persistencia, son sinónimos que implican con algunas leves variantes, mantenerse constante con firmeza y resolución en lograr nuestros objetivos o lo que hemos comenzado, para llegar a un buen resultado. Si deseamos ser buenos cristianos, no importa la caída, sino el levantarte cada vez que caes; el esfuerzo de una lucha continua puede gustarle más a Cristo que la posesión pacífica y cómoda de una victoria. 

Cuántas cosas emprendemos en la vida con todo el ánimo para avanzar y llegar a buena meta, pero… la flojera, desidia, desánimo o mejor dedicarse a lo que socialmente es más aceptado, nos desvían de nuestro camino a la santidad. Recuerda que… el ánimo resuelto ante una cosa que emprendemos y la voluntad firme nos llevarán al éxito. 

La tenacidad o perseverancia requiere una grandísima fortaleza interior. En Cuaresma la Iglesia nos sugiere tres maneras de facilitarnos estas virtudes: penitencia, oración y una actitud de desprendimiento como manifestación de caridad y generosidad.


FE Y CONFIANZA

Jesús pedía fe y confianza a quien quería obtener milagros de Él. Y ahora también a nosotros nos pide esa fe y esa confianza para obrar en nuestra vida.

Tenemos que reconocer que en este punto estamos flacos y desprovistos de esa confianza ciega y sencilla, como la de los niños en sus padres, y que debemos tener nosotros para con Dios.

El Señor ya nos ha dicho que en la oración, cuando pidamos algo, creamos en el fondo del corazón que ya lo hemos obtenido, y entonces lo obtendremos. ¿Pero quién reza hoy de esta forma? Pocos o nadie.

Entonces pongámoslo en práctica nosotros y pidamos con esta confianza segura en Dios, sabiendo que para Él no hay nada imposible, y que Él todo lo que quiere lo hace.

Dios pide fe para actuar, por eso nosotros, con nuestra falta de fe y confianza en Él, impedimos su actuación en nuestra vida, en nuestros seres queridos y en el mundo.

Es que estamos en una época en que la fe y la confianza en Dios están siendo puestas a prueba duramente. Mayor motivo para esperar contra toda esperanza y tener la misma confianza que tuvo la Virgen al pie de la Cruz y en la sepultura del Señor, que a pesar de todas las apariencias, supo creer firmemente, y obtuvo el milagro de la Resurrección, pues gracias a María y su confianza y fe, se adelantó dicho momento.

FELIZ DÍA MUJER

CUARESMA: TIEMPO DE PERDÓN.

¿Qué es más fácil… perdonar o pedir perdón? Para algunos de nosotros lo primero, para otros, lo segundo. Lo importante es que en ambos casos se requiere nuestra voluntad para lograr el proceso de sanación interior.

La oración del Padre Nuestro lo dice de una manera tremendamente simple: Perdona nuestras ofensas (pido perdón) como nosotros perdonamos a los que nos ofenden (otorgo mi perdón). Deben coexistir las dos vías para estar en paz con Dios, con nosotros mismos y con el prójimo.

El Evangelio tiene varios pasajes en los que se muestra a Jesús perdonando constantemente, como por ejemplo… “viendo Jesús la fe de ellos, dijo: “Hombre, tus pecados te quedan perdonados” (cf Lc 5, 20), o el de la mujer adúltera, “tampoco yo te condeno” (Jn 8, 1-11). Cristo nos pide perdonar hasta 70 veces 7, es decir, siempre (cf Mt 18, 21). Podríamos entonces pedirle algo así como una plegaria… ayúdame a experimentar Tu Misericordia y Tu Perdón para que yo pueda dispensarla a los demás.

 


No me es fácil.

María, no me es fácil la vida, pero a ti tampoco te fue nada fácil, sino todo lo contrario, muy difícil, pues tuviste que ofrecer a tu propio Hijo a la muerte, y muerte de cruz. Entonces te pido Madre mía que me consueles cuando estoy abatido y me des ánimo para seguir en el combate, pues el demonio me quiere desanimar y hacer retroceder, me quiere hacer volver a la esclavitud del pecado, a su esclavitud. ¡No lo permitas, Madre querida! ¡Sálvame de las garras del Infierno que usa de todo su poder para tratar de perderme! ¡Y que tampoco se pierdan los míos, mi familia, mis amigos, todos los que amo! Yo sé que tú cuidas de mí y de mis cosas, ten misericordia de mí y consuélame en las dificultades de mi vida. Dame fuerzas contra tus enemigos, que son también los míos, y no permitas que me descorazone en esta vida, sino que avance confiado tomado de tu mano y vaya contento por la vida al encuentro de tu Hijo divino. ¡Gracias Madre mía!

¡Ave María Purísima!

¡Sin pecado concebida!


María Madre Misericordiosa

Besa nuestras llagas.

¡Qué ganas habrá tenido la Santísima Virgen, en el camino al Calvario y durante la crucifixión de su Hijo, de besarle las llagas, de medicarle las innumerables lastimaduras! Pero no pudo hacerlo, sino que recién pudo besar esas benditas llagas de Jesús, cuando lo tuvo muerto en su regazo.

Pero esas ganas de la Virgen de besar las llagas de su Hijo, se han acrecentado y ahora es María la que quiere besar las llagas de sus hijos adoptivos, nosotros, que somos lastimados por tantas cosas, no tanto materiales, como espirituales y morales. ¡Cuántas llagas tenemos los hombres, y María nos quiere besar en ellas, como una madre hace con las lastimaduras de su hijito, poniendo su beso de amor que aplaca el dolor!

A la Virgen le ha quedado una sed inextinguible de calmar dolores, y lo que no pudo hacer con su Hijo torturado, lo hace ahora con sus hijitos adoptivos, nosotros los hombres, en especial aquellos que más estamos sufriendo.

Dejémonos besar por la Virgen. Dejemos que medique nuestras heridas de todo tipo, ya sea con su beso maternal y amoroso, o con su caricia, o quizás también con algún remedio que, aunque nos haga arder o doler, sabemos que viene de la mano de una Madre, del amor de la mejor Madre, que nos ama casi infinitamente y sólo un poco menos de lo que nos ama Dios.

CUMPLIR NUESTROS SUEÑOS

 

Todos tenemos o hemos tenido sueños para cumplir. Y si bien a veces en este mundo no podemos llegar a cumplirlos del todo, en el Cielo sí será cumplido nuestro sueño. 

Por eso tenemos que hacer todo lo posible por cumplir nuestros sueños en la tierra, pero sabiendo que la felicidad completa y permanente nunca estará en este mundo, sino que la plenitud de la Felicidad la encontraremos en el Paraíso, que fue creado para nosotros y en donde nuestras ansias y deseos de felicidad serán colmados de manera perfecta y desbordante. 

Trabajemos por conquistar el Cielo obrando de acuerdo a los mandamientos y enseñanzas del Señor, para que nuestros sueños se cumplan antes o después. 

Hay que pensar más en el Cielo, en el Paraíso, para sobrellevar las penas de esta vida, que a veces es muy triste por las enfermedades, dolores, pérdidas de seres queridos y de afectos. Pero un día Dios nos devolverá todo y nos colmará de tanta felicidad que ni ojo vio, ni oído oyó, ni nadie jamás imaginó. Teniendo esta esperanza en el corazón, vivamos esta vida con alegría, como quien sabe que está de camino y que algún día llegará a aquel lugar de ensueños que desde el fondo del corazón siempre ha deseado. 

Dios nos ha hecho para que seamos felices, pero en esta tierra a veces tenemos que pasar por dolores e infelicidad, y esto también es una gracia, puesto que de ese modo tomamos conciencia de que este mundo no lo es todo, sino que esto de aquí abajo es pasajero y que la verdadera Vida es el Cielo. 

Es bueno que de vez en cuando tengamos algún desengaño o sufrimiento para recordar esta verdad de que nuestra patria es el Paraíso y no la tierra. 

Avancemos con confianza en Dios y esperanza de Cielo, que Dios nos colmará de felicidad en un corto tiempo. Efectivamente será en un corto tiempo, porque quizás Dios ya nos descargue pronto de algunas cruces. Y si no lo hace, aunque vivamos cincuenta años más, el tiempo se pasa rápido y luego, si hemos sido fieles a Dios, nos espera el consuelo para siempre, la Alegría sin límites que tendremos por toda la eternidad. 

Y es curioso que cuando pensamos en estas cosas, en la felicidad que nos espera al final del camino, ya se hace llevadero todo lo de esta vida, y se vive con una cierta alegría interior, que nada nos la puede quitar, porque sabemos que esto de aquí no es lo definitivo. 

Pensemos más en el Cielo que nos espera, y tratemos de cumplir nuestros sueños en la tierra, pero sabiendo que de no cumplirlos aquí, cumpliremos nuestros sueños en plenitud en la eternidad.

 

Las Santas Llagas.

 

Fue nuestro Señor mismo quien enseñó estas invocaciones a una humilde hermana del Monasterio de la Visitación de Santa María de Chambery (Francia), sor María Marta Chambón que falleció el 21 de marzo de 1907.

Este rosario fue aprobado por el Papa San Pío X.

Se reza con un rosario común.

Al comenzar decimos: 
– Oh! Jesús, Redentor Divino, sé misericordioso con nosotros y con el mundo entero. 
– Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero. 
– Perdón y misericordia, Jesús mío cúbrenos de los peligros con tu preciosa Sangre. 
– Eterno Padre, ten misericordia de nosotros por la Sangre de Jesucristo, tu único Hijo.

En las cuentas del Padrenuestro se dice: 
Eterno Padre, yo te ofrezco las Llagas de nuestro Señor Jesucristo, para curar las llagas de nuestras almas.

En las cuentas del Avemaría se dice: 
Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de tus Santas Llagas.

Al terminar el rosario se dice tres veces: 
Eterno Padre, yo te ofrezco las Llagas de nuestro Señor Jesucristo, para curar las llagas de nuestras almas.

PROMESAS que nuestro Señor se dignó hacer a sor María Marta a favor de las almas que recen estas invocaciones.

Escuchemos al Divino Maestro:

“El camino de mis Llagas es tan sencillo y fácil para ir al cielo”.

“Deseo las súplicas de ustedes”

“Todas las palabras que se dicen con motivo de mis Santas Llagas me causan placer, un placer indecible... ¡las cuento todas!...”

“Con mis Llagas ganan mucho y sin fatiga”.

“De mis Llagas salen frutos de santidad”.

“Concederé todo cuanto me pidan con la invocación de mis Santas Llagas”.

“Todo lo obtendrán por mis Llagas, porque es el mérito de mi Sangre, que es de un valor infinito”.

“Con mis Llagas y mi Corazón pueden conseguirlo todo”.

“El que esté necesitado que venga con fe y confianza, que saque constantemente del tesoro de mi Pasión y de los agujeros de mis Llagas”.

“Debes repetir con frecuencia cerca de los enfermos esta invocación: Jesús mío, perdón y misericordia, por los méritos de tus Santas Llagas. Esta oración aliviará a su alma y a su cuerpo. Muchas personas experimentarán la eficacia de esta aspiración”.

“El pecador que dijese la oración siguiente: Eterno Padre, yo te ofrezco las Llagas de nuestro Señor Jesucristo, para curar las llagas de nuestras almas, obtendrá su conversión”.

“Ofréceme a menudo estas dos jaculatorias que te he enseñado, para ganarme pecadores, porque tengo 'hambre' de almas”.

“Mis Santas Llagas son un bálsamo reconfortante en el sufrimiento”.

“Mis Llagas curarán las vuestras”.

“No habrá muerte para el alma que espere en mis Llagas; ellas dan la verdadera vida”.

“Las Santas Llagas tienen un poder maravilloso para la conversión de los pecadores”.

“Por mis Llagas pueden desarmar mi justicia”.

“Mis Llagas cubrirán todas vuestras faltas”.

“Deseo que los sacerdotes den estas aspiraciones de mis Llagas, con frecuencia a sus penitentes en el Santo Tribunal”.

“Mis Llagas los salvarán a ustedes infaliblemente. Ellas salvarán el mundo”.

“La oración a las Santas Llagas lo comprende todo”.

“El alma que durante su vida ha honrado y aplicado las Llagas de nuestro Señor Jesucristo, y las ha ofrecido al Padre Eterno por las almas del Purgatorio, será acompañada en el momento de la muerte por la Santísima Virgen y los ángeles. Nuestro Señor en la Cruz, resplandeciente de gloria, la recibirá y la coronará”.

“Hija mía, cada vez que ustedes ofrecen a mi Padre los méritos de mis divinas Llagas, adquieren una fortuna inmensa”.

“Por mis Santas Llagas pueden merecer y obtener lo que sea conveniente para todas sus necesidades, sin detallarlas”.

“Las Santas Llagas dan valor a todo”.

“Los que honren mis Llagas tendrán un verdadero conocimiento de Jesucristo”.

“Las almas que oran con humildad y meditan mi Pasión, tendrán una participación en la Gloria de mis divinas Llagas, recibirán una hermosura y una gloria deslumbradora”.

“Así como hay un ejército levantado para el mal, hay también un ejército levantado por Mí”.

“Con estas invocaciones son más poderosos que un ejército para detener a mis enemigos”.

“El rosario de la Misericordia hace contrapeso a mi justicia... detiene mi castigo”.

"Muchos experimentarán la eficacia de esta aspiración: Jesús mío, perdón y misericordia, por los méritos de tus Santas Llagas".

"Las Santas Llagas satisfacen y aseguran el adelanto espiritual".

"El poder está en mis Llagas, con ellas se hacen poderosos".

"Las Santas Llagas son el tesoro de los tesoros para las almas del purgatorio".

"Cada vez que miren al divino crucificado con un corazón puro, obtendrán la libertad de cinco almas del purgatorio: una en cada fuente (cada Llaga de las manos, pies y el costado)".

"Obtendrán también, si el corazón de vosotros es puro y desprendido, el mismo favor en cada estación, por los méritos de cada una de mis Llagas".

"La riqueza de vosotros es mi Santa Pasión".

"Las Santas Llagas dan omnipotencia sobre Dios".

"En verdad esta oración no es de la tierra sino del cielo... y puede obtenerlo todo".

"Mis Santas Llagas sostienen el mundo. Pídanme de amarlas constantemente, porque son fuente de todas las gracias. Hay que invocarlas con frecuencia y atraer al prójimo para imprimir la devoción en las almas".

"Cuando tengan penas que soportar, llévenlas prontamente a mis Llagas y serán mitigadas".

"Por cada palabra que pronuncian del rosario de las Llagas, yo dejo caer una gota de mi Sangre sobre el alma de un pecador"

“Es necesario propagar esta devoción”.

¿PREOCUPADOS POR TUS HIJOS?

 No es un secreto que el mundo cada vez es un lugar más peligroso y que cuando los hijos, sobre todo los niños, salen de casa, empiezan las preocupaciones por lo que les podría suceder.

Sin embargo, como padres no debemos olvidar que los hijos tienen ángeles de la guarda, brindados por Dios; y por tanto podemos rezar a ellos usando la mediación de nuestro ángel guardián, e invocar su poder protector sobre nuestros niños.

Cuando no podemos estar físicamente ahí donde están nuestros niños, es más apropiado recurrir en la oración a quienes sí pueden protegerlos.

“Desde su comienzo hasta la muerte, la vida humana está rodeada de su custodia y de su intercesión. ‘Nadie podrá negar que cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducir su vida’ (San Basilio Magno). Desde esta tierra, la vida cristiana participa, por la fe, en la sociedad bienaventurada de los ángeles y de los hombres, unidos en Dios”, afirma el Catecismo de la Iglesia Católica en su numeral 336.

Por ello, a continuación te brindamos la “Oración de una madre a los ángeles de la guarda de sus hijos”:

Humildemente los saludo,

¡fieles amigos celestiales de mis hijos!

Les doy gracias de todo corazón

por todo el amor y la bondad que les muestran.

En algún día futuro lo haré,

con un agradecimiento más digno

del que ahora se puede dar,

ante la corte celestial entera

reconociendo mi deuda

para con su guía y protector.

Sigan velando sobre ellos.

Provean todas sus necesidades de cuerpo y alma.

Oren, del mismo modo, por mí,

por mi esposo y mi familia entera,

para que sea todo el día

un regocijo en su bendita compañía.

Amen.

Ojalá que en el tiempo de Cuaresma escuchemos de corazón la llamada que se nos hace a la conversión y a la renovación de nuestra vida cristiana. Ante el riesgo de olvidarnos de Dios por nuestras actividades cotidianas, hagamos un esfuerzo por tenerlo presente en todo momento, ya sea en nuestros pensamientos, acciones o palabras.


CUARESMA.

Estamos en tiempo de cuaresma, tiempo de volver al Señor, de convertirnos más profundamente a Él. Porque ¿de qué sirve tener todo lo material si no tenemos la gracia de Dios en el alma, si no amamos a nuestro prójimo ni amamos a Dios? ¡Ay de los que los tienen todo menos el amor a Dios y al prójimo! Llegará el día en que se darán cuenta de que siempre fueron pobres a pesar de haber nadado en la abundancia material. Estamos a tiempo todavía, y aunque nuestras riquezas aumenten, no les demos el corazón, sino que nuestro corazón debe ser únicamente para Dios, para Cristo, y tenemos que abrirlo también al prójimo sufriente, entonces sí seremos los hombres y mujeres más ricos de la tierra, tengamos o no tengamos bienes materiales, porque tendremos al mismo Dios con nosotros y en nosotros, y ese es el Tesoro más grande que podemos poseer. ¡Ánimo y a ser buenos y amorosos con Dios y con los hombres!

Reparación Sabatina en honra del Corazón de María

QUIEN DESEE RECIBIR FOLLETO DE COMO REALIZAR LOS 5 PRIMEROS SÁBADOS DE REPARACIÓN DEL CORAZÓN DE MARÍA QUE LO SOLICITE POR MENSAJE

A lilianavieyra56@gmail.com

 

Para fomentar más la devoción al Corazón de María, se agrega este piadoso Ejercicio, muy propio para los Primeros Sábados de mes, enriquecido con indulgencia plenaria.

ORACIÓN

¡Oh Inmaculado Corazón de María, traspasado de dolor por las injurias con que los pecadores ultrajan vuestro santísimo Nombre y vuestras excelsas prerrogativas! Aquí tenéis postrado a vuestros pies, un indigno hijo vuestro, que, agobiado por el peso de sus propias culpas, viene arrepentido y lloroso, y con ánimo de resarcir las injurias que, a modo de penetrantes flechas dirigen contra Vos hombres insolentes y malvados. Deseo reparar con este acto de amor y rendimiento, que hago delante de vuestro amantísimo Corazón, todas las blasfemias que se lanzan contra vuestro augusto Nombre, todos los agravios que se infieren a vuestras excelsas prerrogativas y todas las ingratitudes con que los hombres corresponden a vuestro maternal amor e inagotable misericordia. Aceptad, oh Corazón Inmaculado esta pequeña demostración de mi filial cariño y justo reconocimiento, junto con el firme propósito que hago de seros fiel en adelante, de salir por vuestra honra cuando la vea ultrajada y de propagar vuestro culto y vuestras glorias. Concededme, oh Corazón amabilísimo, que viva y crezca incesantemente en vuestro santo amor, hasta verlo consumado en la gloria. Amén.

Pídanse las gracias que se desean conseguir por intercesión del Inmaculado Corazón de María.

Para obtener las gracias que hemos pedido, haremos las siguientes

DEPRECACIONES

I.- Os venero, amabilísimo Corazón de María, que ardéis continuamente en vivas llamas de amor divino; por él suplico, Madre mía amorosísima, abraséis mi tibio corazón en ese divino fuego en que estáis toda inflamada.

Rezar Avemaría y Gloria.

II.- Os venero, purísimo Corazón de María, de quien brota la hermosa azucena de virginal pureza. Por ella os pido, Madre mía inmaculada, purifiquéis mi impuro corazón, infundiendo en él la pureza y castidad.

Rezar Avemaría y Gloria.

III.- Os venero, afligidísimo Corazón de María, traspasado con la espada de dolor por la pasión y muerte de vuestro querido Hijo Jesús, y por las ofensas que de continuo se hacen a su divina Majestad; dignaos, Madre mía dolorida, penetrar mi duro corazón con un vivo dolor de mis pecados y con el más amargo sentimiento de los ultrajes e injurias, que está recibiendo de los pecadores el divino Corazón de mi adorable Redentor.

Rezar Avemaría y Gloria.

Jaculatorias

¡Oh Corazón Inmaculado de María, compadeceos de nosotros!

¡Refugio de pecadores, rogad por nosotros!

¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

 

Tiempo de cuaresma, tiempo de acercarnos a Dios, y a Nuestra Madre Celestial estos libros te ayudaran a enriquecer tu amor por la Virgen.

¿DESEAS RECIBIR EL MATERIAL PARA REALIZAR LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA? SOLICÍTALO GRATIS POR MENSAJE

María es la Joya más preciosa de la Creación. Dios la creó para Él, para tener en Ella sus delicias. María está en el centro de la Santísima Trinidad porque Ella es Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo y Esposa de Dios Espíritu Santo, por ello tiene una relación única con la Trinidad Beata y por eso la Virgen está por encima de todos los seres creados y solo es inferior a Dios. Pensemos en estas palabras: Ella es solo inferior a Dios. Y nosotros, si nos consagramos a Ella seremos sus protegidos y sus hijitos más queridos. ¡Qué felicidad y qué honor! Porque Ella es la Bondad hecha Mujer. Ella es “Madre”, y todos sabemos que dulzuras sabe tener una madre para sus hijitos más pequeños y débiles como lo somos nosotros.

¡Inmaculado Corazón de María!

¡Sé la salvación del alma mía!

OREMOS POR EL MUNDO ENTERO, SEÑOR TEN MISERICORDIA DE NOSOTROS!

COMO PEDIR A LA VIRGEN MARIA EN CASOS DE DESESPERADOS
La oración que aconseja el papa Francisco

En momentos de oscuridad o de desesperación, el creyente puede contar con la ayuda de su Madre, la Virgen María. Esta es la oración que aconseja en estas situaciones el papa Francisco:
Santa María, llena de la Presencia de Dios, durante los días de tu vida...
aceptaste con toda humildad la voluntad del Padre,
y el Maligno nunca fue capaz de enredarte con sus confusiones.
Ya junto a tu Hijo intercediste por nuestras dificultades y,
con toda sencillez y paciencia,
nos diste ejemplo de como desenredar la madeja de nuestras vidas.
Y al quedarte para siempre como Madre Nuestra,
pones en orden y haces más claros los lazos que nos unen al Señor.
Santa María, Madre de Dios y Madre Nuestra,
Tú que con corazón materno desatas los nudos
que entorpecen nuestra vida,
te pedimos que recibas en tus manos
a… (diga su nombre completo)
y que me libres de las ataduras
y confusiones con que hostiga el que es nuestro enemigo.
Por tu gracia, por tu intercesión, con tu ejemplo,
líbranos de todo mal, Señora Nuestra,
y desata los nudos que impiden nos unamos
a Dios, para que, libres de toda confusión y error,
lo hallemos en todas las cosas,
tengamos en El puestos nuestros corazones
y podamos servirle siempre en nuestros hermanos. Amén.


NOVENA A SAN JOSE OBRERO PARA PEDIR TRABAJO

 

NOVENA A SAN JOSE OBRERO PARA PEDIR TRABAJO

San José fue un humilde carpintero, un hombre justo, un trabajador honesto y dedicado a su familia. Es el patrono de los trabajadores

Inicio de la Novena a San José obrero

Meditación: San José, hombre justo y obediente, alegre y cumplidor de la voluntad de Dios, al casarte con la Virgen María, al nombrar a Jesús, al pastorear a la Sagrada Familia a través de su peregrinación de Egipto y llevarlos a salvo a Nazaret y darles allí sustento y protección, te hace digno de un verdadero padre e hijo de Dios, un hombre trabajador y de gran valor. Te ruego que, siguiendo tu ejemplo, sea también yo un pilar para mi familia y un buen trabajador

Oración inicial

Oh glorioso San José, modelo de todos aquellos que se dedican al trabajo, consígueme la gracia de trabajar con conciencia poniendo el llamado del deber sobre mis inclinaciones naturales, trabajar con gratitud y gozo, en un espíritu de penitencia para la remisión de mis pecados, considerando que es un honor emplear y desarrollar mediante el trabajo, los dones recibidos de Dios, para trabajar con orden, paz, moderación y paciencia, sin tener jamás que retroceder ante cansancio y las dificultades, trabajar sobre todo con pureza de intención y desapego de sí mismo, teniendo siempre a la muerte ante mis ojos, y la cuenta que yo debo rendir del tiempo perdido, de los talentos desperdiciados, del bien omitido, de la vana complacencia en el éxito, tan fatal para la obra de Dios.

Todo por Jesús, todo a través de María, todo según tu ejemplo.

Oh Patriarca, San José, esta será mi consigna en la vida y en la muerte. Amén. (Oración compuesta por el Papa San Pío X)

Oración por la pureza

Oh guardián de las Vírgenes y Santo Padre San José, en cuya fiel custodia se confió a Cristo Jesús, a la Inocencia misma, y a María, Virgen de las vírgenes, te ruego y te suplico por estas queridas promesas, Jesús y María, que siendo preservado de toda inmundicia, pueda yo, con la mente inmaculada, el corazón puro y el cuerpo casto, servir siempre a Jesús y a María castamente, todos los días de mi vida.

Amén.

Oración de la Novena a San José obrero

¡Oh, bienaventurado San José, padre de tierno corazón, fiel guardián de Jesús, esposo casto de la Madre de Dios, oramos y te suplicamos que ofrezcas a Dios Padre, a su Hijo divino, bañado en sangre en la cruz por los pecadores, y a través del tres veces santo Nombre de Jesús, para que nos alcances del Padre Eterno los favores que te imploramos

- Eleva aquí tu intención -

Oh, glorioso San José, apacienta la ira divina tan justamente inflamada por nuestros crímenes, implora la misericordia de Jesús por tus hijos.

En medio de los esplendores de la eternidad, no olvides los dolores de los que sufren, los que oran, los que lloran; detén el brazo Todopoderoso que nos castiga, que por tu intercesión, el Corazón de Jesús se compadezca y nos perdone. Amén.

San José, ruega por nosotros

Oración a San José obrero en un Problema Difícil

Oh glorioso San José, tú que tienes el poder de hacer posible incluso las cosas que son consideradas imposibles, Ven a nuestra ayuda en nuestra presente angustia y angustia. Toma este asunto importante y difícil bajo tu particular protección, para que pueda terminar felizmente.

Oh querido San José, Toda nuestra confianza está en ti. No se diga que te invocaremos en vano; Y puesto que eres tan poderoso con Jesús y María, demuestra que tu bondad es igual a tu poder.

Amén.

San José, amigo del Sagrado Corazón de Jesús, ruega por nosotros.

Rezar un Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Repetir estas oraciones durante nueve días

 

VISITASTE EL BLOG?

RECEMOS POR LA PAZ

AMIGOS, HERMANOS necesitamos que unamos nuestras voces en oración, junto a la de nuestros ángeles para pedir por la paz del mundo. La muerte, la desolación las catástrofes azotan nuestro planeta, el mundo esta enfermo, necesitado de amor, de luz, de esperanzas. 

El corazón del hombre se ha endurecido y en cada aparición la Virgen nos pide que recemos por la paz. Necesitamos que sea una oración diaria, personal o familiar.

Por la paz mundial, por la paz de nuestro pais, por la paz familiar, por la paz personal, oremos:

"Señor Jesús, ten piedad de nosotros y concédenos la paz y la unidad, no permitas que nos soltemos de tus manos y danos un corazón capaz de amar como tu nos amas. María Madre auxílianos en estas difíciles horas de la tribulación, se nuestra fuerza y consuelo. Cúbrenos con tu manto y que la sangre de tu bendito Hijo nos proteja de todo mal, Ten piedad Señor de nosotros, los que a ti nos encomendamos, te lo rogamos por tus méritos y los de tu amorosa Madre. Ten piedad y se nuestra Roca y Baluarte.

Señor no mires nuestras miserias y pecados, sino la fe de tu iglesia que clama tu socorro. Madre Santa tu eres nuestro comandante dirígenos por el camino que al Señor le agrada, danos Señora las armas necesarias para hacer de este mundo un espacio de amor misericordioso, donde ningún hermano sufra. Te lo rogamos Señor por la intercesión de María Santísima, por sus méritos te lo pedimos, a tí que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén."

 


Te pedimos Madre Santa por todos los católicos que son perseguidos en el mundo entero, por los misioneros, sacerdotes y creyentes que defendiendo su fe son mártires de la intolerancia.

Dios te salve María llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.

Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y a la hora de nuestra muerte. Amén.






VIVA MI SANTO CURA GAUCHO JOSE GABRIEL BROCHERO! !!!...

QUE LA BENDICION DE DIOS Y DE BROCHERO SEA COMO LA LLUVIA Y NOS MOJE A TODOS...

AMÉN

María Madre de Dios acompaña a las mujeres embarazadas y a las que están dando a luz para que puedan llegar a convertirse en madres como Tu. Sostén sus manos para que puedan recibir el maravilloso regalo de la vida. Ayuda a quienes están en la búsqueda de ser madres y alienta a seguir adelante a quienes están dudosas, solas y desesperadas, amen.

 

¿REZASTE HOY PARA AGRADECER POR ESTE NUEVO DIA, POR TU FAMILIA, TU TRABAJO, TUS AMIGOS? PEDISTE POR LOS ENFERMOS, LOS NECESITADOS,LOS QUE ESTAN SOLOS?

¿QUÉ ES CONSAGRARSE AL CORAZÓN INMACULADO DE MARIA?

Consagrarse a María significa ponernos en sus manos, a su servicio y disposición. Y Ella nos guiará hacia Jesús. Consagrarnos a Ella significa dejarse llevar sin condiciones, sabiendo que Ella conoce mejor el camino y que podemos dormir tranquilos en sus brazos de madre. Consagrarse a María significa vivir permanentemente en su Inmaculado Corazón, dentro del Corazón divino de Jesús. Es dejar que Ella actúe por medio de nosotros. Es como prestarle nuestra lengua para que hable por nosotros y nuestro corazón para que ame a los demás por nuestro medio. En una palabra, es vivir en unión total con María para que podamos llegar a decir: Ya no vivo yo, es Cristo quien vive en mí por medio de María. Por eso, un consagrado a María debe confiar plenamente en Ella y dejarse llevar por Ella sin condiciones.

SI DESEAS REALIZAR LA CONSAGRACIÓN ENVÍA UN MENSAJE PRIVADO AL GRUPO QUE TE INFORMARE A LA BREVEDAD.

DESEAS ENTREGAR TU AMOR A MARIA? REALIZA LA CONSAGRACIÓN A SU INMACULADO CORAZÓN

UN MINUTO CON MARÍA
Bendíceme, madre y ruega por mí sin cesar.
Aleja de mi, hoy y siempre el pecado.
Si tropiezo, tiende tu mano hacia mí.
Si cien veces caigo, cien veces levántame.
Si yo te olvido, tú no te olvides de mí.
Si me dejas Madre ¿Qué será de mí?
En los peligros del mundo asísteme.
Quiero vivir y morir bajo tu manto.
Quiero que mi vida te haga sonreír.
Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía. 
Y al fin, sal a recibirme y llévame junto a ti.
Tu bendición me acompañe hoy y siempre. 
Amén”

 

 


https://www.facebook.com/angelesdemariamadrecelestial?ref=hl



TE SIENTES TRISTE, ANGUSTIADO, DEPRIMIDO? REZA UNA NOVENA A LA VIRGEN DE LA SONRISA

¿YA VISITASTE NUESTRA BIBLIOTECA VIRTUAL? 

Clica sobre la imagen de la Biblioteca y te llevará a un link.

Entra al link y elige el libro que deseas leer. Solicitalo y lo recibiras en tu correo TOTALMENTE GRATIS